Casa de la Caridad Hogar del Migrante


La Casa de la Caridad Hogar del Migrante
Calle Juan Álvarez #210
Barrio de Tlaxcala
C.P. 78038

Tel. 8 15 62 25 (oficina, donativos)


La Casa de la Caridad Hogar del Migrante (CCHM) es un albergue que recibe alrededor de diez mil personas cada año. Es una gran labor pastoral y un servicio humanitario para fomentar la solidaridad entre los pueblos del mundo. La Casa atiende en su mayoría a población centroamericana (principalmente de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua) sin embargo, está abierta para el migrante nacional e internacional sin distinción de credo, género, edad y procedencia geográfica.

La CCHM reconoce en el hermano en tránsito al peregrino que busca un nuevo horizonte de oportunidades, lo que es un objetivo común al hombre en sociedad y en la comunión de la Iglesia Católica.

Como proyecto humanitario, tiene más de 17 años de labor. En sus inicios surge como un proyecto de atención a niñas bajo diferentes situaciones de vulnerabilidad (situación de calle, orfandad, violencia doméstica, abandono, etc.), sin embargo, paulatinamente fue dando atención a personas condicionadas a otras necesidades, entre ellas al visible flujo de migrantes transitando por tierras potosinas rumbo a los Estados Unidos.

Desde sus inicios la Casa de la Caridad conserva la visión de ser un verdadero espacio de fraternidad, solidaridad cristiana y promoción de la dignidad humana. A la vez, es una institución que responde al cambio social participando, de manera activa y concreta, en una de las preocupaciones más apremiantes de las sociedades contemporáneas: la migración vulnerable de personas a través de las fronteras mundiales.

La participación de sociedad civil y la generosidad de Dios a través de sus corazones permite que la Casa de la Caridad Hogar del Migrante facilite a la persona en situación de movilidad los siguientes servicios:

  • Alimentación. Gracias a donativos de la sociedad civil, la iniciativa privada y los recursos que pueda generar Cáritas, el albergue ofrece los tres alimentos del día a todo visitante.
  • Albergue. Tiene la capacidad de albergar a aproximadamente 250 personas. Diseñado como un lugar de tránsito, la casa permite una estancia máxima de 72 horas. El albergue no es un hogar de estancia definitiva.
  • Servicio médico. Por medio de la Oficina de Servicio Social Universitario de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, el albergue cuenta con el apoyo de enfermería los siete días de la semana. El albergue está equipado con un consultorio médico y un cuarto de atención especial a lesionados y convalecientes.
  • Comunicación. La CCHM cuenta con un servicio de internet y telefonía internacional que permite a los visitantes comunicarse con sus familiares y hacerles saber que están bien.
  • Asistencia espiritual. La CCHM no sólo cumple en prestar un servicio humanitario, antes bien, su función principal es difundir la Caridad Cristiana entre los más necesitados. Es importante destacar que siempre hay un espacio para atender esos casos especiales que requieren una palabra de consuelo, de consejo, de orientación personal y de sincera comprensión fraterna.
  • Esparcimiento. La CCHM cuenta con una cancha de básquetbol/minifutbol. Además, diversas instituciones educativas y de la organización civil se han acercado para abrir momentos de convivencia, talleres educativos y de desarrollo artístico, cursos prácticos, etc. Todas estas actividades permiten a la población migrante desentenderse temporalmente de sus preocupaciones presentes, lo cual también ayuda a conservar la estabilidad emocional durante un trayecto bastante conocido por su violencia y riesgo.