Caravana migrante en Casa de la Caridad Hogar del Migrante.

San Luis Potosí. 17 de febrero de 2019. Este domingo la Casa de la Caridad Hogar del Migrante (CCHM), Programa de Cáritas San Luis Potosí, fue la sede para recibir y atender a una de las llamadas Caravanas Migrantes. Esta fue una respuesta formulada en coordinación con las autoridades estatales y municipales, con quienes se ha tenido diálogo constante luego de que la migración en caravana se presenta como una expresión más de la migración internacional de tránsito hacia estados norteños de México y el vecino país Estados Unidos de América. 

Hasta el día domingo por la noche se recibieron a 175 personas, de las cuales el 32% son menores de edad y el resto son adultos. Del total, 35% de la población atendida es de sexo femenino. Cabe destacar que al interior del albergue ya se encontraban 183 personas ingresadas que no participaban en la caravana. El contingente esperado era de alrededor de 400 personas, sin embargo, debieron pernoctar en La Sauceda, sobre la Carretera 57. Esto sucedió porque la Policía Federal no permitió el abordaje a “plataformas” de tractocamiones, de tal manera que continuaron caminando y luego de sentirse agotados decidieron pasar la noche en el lugar. Protección Civil del estado facilitó el traslado de mujeres y niños, dando prioridad de arribo a esta población vulnerable. 

Al darse a conocer que una parte de la Caravana que estaba en Querétaro pasaría por San Luis Potosí, el mismo domingo por la mañana se reunió una mesa de trabajo y organización entre la Secretaría de Gobernación, la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas del Estado, la Policía Federal y Municipal, la Secretaría de Salud, Protección Civil, el Instituto de Migración y Enlace Internacional, la Delegación Estatal de la Cruz Roja, la Comisión Estatal de Derechos Humanos y Cáritas San Luis Potosí. De ahí se decidió recibir al contingente en las instalaciones de la Casa de la Caridad Hogar del Migrante, por ser un grupo relativamente menor. 

Para la atención de la caravana en el albergue se contó con el apoyo de 43 personas que prestan su servicio en todos los programas de Cáritas, incluido el personal de la CCHM, quienes también se vieron asistidos por seis voluntarios de la misma población en tránsito, tres seminaristas del Seminario Guadalupano Josefino y cinco voluntarias de las Damas Voluntarias de la Cruz Roja, quienes hicieron una gran labor en la atención de los menores. Todos ellos fueron respaldados por instituciones que aportaron desde su competencia, como lo muestra el siguiente cuadro: 

InstituciónServicio ofrecido
Servicios de Salud de S.L.P.Un médico y dos enfermeras.
Delegación Estatal de la Cruz RojaUna ambulancia, cuatro paramédicos y cuatro enfermeras.
Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris)Siete personas a cargo del Ing. Martín Almanza para operar una Planta Potabilizadora de Agua, desinfectar la cisterna y asesorar en el tratamiento de los alimentos. 
Instituto de Migración y Enlace InternacionalDos personas a cargo del Lic. Enrique Malacara
Policía EstatalSeis oficiales para el control del ingreso. 
Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y AdolescentesCuatro personas para entrevistar y conocer las necesidades de los menores. 
4ª Visitaduría de la Comisión Estatal de Derechos HumanosLic. J. Jesús Mireles para la atención de las personas. 

Por su parte, el Gobierno del Estado proporcionó lo necesario para la alimentación de las personas y facilitó la coordinación de acciones para mantener el orden y la seguridad sanitaria. Protección Civil aportó con 350 cobijas y 350 colchonetas y una pipa de agua; mientras que Coepris aportó una planta potabilizadora para garantizar la disponibilidad del líquido para consumo humano. También, durante todo el día se recibieron donativos de personas que respondieron a las solicitudes públicas de colecta de ropa y calzado de hombre, que son los artículos que siempre se están solicitando por su escasa disponibilidad. Gracias a eso, y además del alimento, se pudo ofrecer un cambio de ropa a las personas después de tomar un baño; todo ello con la intención de ayudarlos a reponer fuerzas.

El contingente se dirige a la ciudad de Monterrey algunos de sus integrantes comentan que se planea llegar a Piedras Negras para intentar el cruce hacia EEUU. La caravana que había estado en la Ciudad de México se dividió en Querétaro para tomar rutas diferentes; los mismos integrantes del contingente refieren que el otro grupo se dirige a Celaya para luego continuar la ruta hasta Tijuana. Por el momento, el grupo que está dentro de la CCHM no ha decidido el horario para abandonar San Luis Potosí y están esperando a ser alcanzados por los que se quedaron en La Sauceda. 

Cáritas San Luis Potosí agradece a nombre de la Casa de la Caridad Hogar del Migrante todo el apoyo de las instituciones y de las personas que como particulares siguen favoreciendo con su donativo a la población migrante. La migración en caravana es un gran reto para autoridades y para los grupos defensores de los derechos de los migrantes, pero no cabe duda que es importante continuar sumando esfuerzos para atender a esta población mientras que se espera una mejor gestión de la política migratoria internacional por parte de México.

Abajo una galería de imágenes sobre el acontecimiento.